El segundo lugar conseguido por Sergio Pérez en el pasado Gran Premio de Italia no sólo ha devuelto sobre el piloto mexicano la atención de los principales equipos del Mundial, sino también los elogios hacia su pilotaje. Sin ir más lejos, Niki Lauda, ex-piloto y tricampeón del Mundo de Fórmula Uno, cree que la actuación del Checo este domingo fue lo mejor que ha visto en lo que va de temporada.

Aunque podría pasar como un mero gesto anecdótico, la forma en que Lauda afrontó en el podio la entrevista a Sergio Pérez tiene mucho de intencionado: el veterano austriaco decidió quitarse su mítica gorra roja ante el mexicano, en un claro acto de respeto. Desde luego, supone una bella forma de honrar la que fue la actuación más impresionante que hemos visto hasta ahora del piloto de Sauber. Antes de iniciarse el Gran Premio, Pérez partía desde la duodécima posición en parrilla; pero, con ayuda de su equipo, logró llevar a cabo una gestión atrevida e inteligente de la carrera que le aupó hasta los primeros puestos, desplazando incluso al Ferrari de Alonso de la segunda posición.

Con esa actuación, no es de extrañar que Niki Lauda haya decidido quitarse el sombrero ante el mexicano.

Pérez pilotó como un dios. Sin emoción, sin error... Ningún piloto me ha impresionado más esta temporada en un gran premio.

A pesar de los elogios, Lauda no ha querido meterse en la polémica sobre el futuro de Pérez y los rumores que le sitúan, entre otros, en asientos titulares de McLaren o Ferrari. Coger el relevo de Massa o Hamilton sería un paso fundamental en la carrera del Checo, para el que Niki no duda que está perfectamente preparado y que tiene potencial de sobra; sin embargo, el ex-piloto ha querido recordar que Sauber, el actual equipo de Pérez, también está realizando un trabajo impresionante.

Lo mejor del Sauber C31 es el diseño sencillo. Cada equipo debería seguir el ejemplo de la calidad suiza. Además, tienen a Monisha Katelborn a la cabeza, que tiene todo bajo control, por lo que me quito el sombrero ante ella también.

Precisamente, la propia Katelborn ha manifestado recientemente que la próxima aspiración del equipo esta temporada es lo más alto del podio.