El español de Ferrari afronta la última parte de la temporada con una ventaja de 37 puntos en el liderato del Mundial. El título estaría atado de terminar en el podio las siete carreras que restan, pero Alonso se niega a dejar ningún cabo suelto.

Fernando Alonso. Ferrari.

Parece que lo ocurrido en el Gran Premio de Bélgica hace un par de semanas le ha recordado a Fernando Alonso que, en esto de la Fórmula Uno, no puedes dar nada por seguro. En ese caso, fue una embestida en cadena iniciada por el Lotus de Grosjean lo que le dejó fuera de la carrera en la primera curva, pero el español de Ferrari sabe que puede volver a repetirse y que, en otra ocasión, puede ser un fallo mecánico o un golpe de mala suerte lo que le impida seguir sumando puntos.

Teniendo eso muy presente, el asturiano no ha tenido más remedio que desdecirse. Recientemente, fue él mismo quien afirmó que sería posible gestionar la ventaja de 37 puntos que tiene en el Mundial simplemente permaneciendo en el podio las carreras que quedan hasta el final de temporada; pero el de Ferrari se lo ha pensado mejor y ha asumido que 37 puntos es una diferencia muy pequeña.

La gestión de esta diferencia de puntos va a ser dura, porque todo el mundo va a ir al ataque. Toda la situación puede cambiar en una carrera que vaya mal; así que tenemos que seguir desarrollando, trabajando duro y tratando de ganar carreras.

No podemos estar pensando en ser cuartos, quintos, o en hacer pódios, o en cómo manejar la brecha de puntos... Tenemos que estar pensando en ganar carreras.

Con ese objetivo en mente, en Maranello siguen trabajando a tope de rendimiento y ya tienen peparados varios paquetes de actualizaciones que el F2012 llevará en Singapur, Japón y Corea. Alonso también está centrado al cien por cien en esa meta y por eso no quiere saber nada de la polémica que se está suscitando últimamente sobre quién será su compañero de equipo el año que viene. Los últimos informes hablan de Kovalainen, pero el nombre que lleva toda la temporada ligado al de la Scuderia es el de Sergio Pérez. Preguntado sobre cuál es su relación con el mexicano (claramente, de cara a que ambos puedan compartir equipo en un futuro), Alonso no quiso ser muy específico.

No tengo nada que decir, especialmente en respuesta al informe de un periódico. Las relaciones con P´rez son geniales, igual que con cualquier otro.