El director de McLaren cree que el entusiasmo de Lewis Hamilton respecto a su futuro en Mercedes es una fachada y que el piloto realmente tiene serias dudas sobre lo acertado de su decisión. La sospecha de Whitmarsh sigue siendo que se marcha por motivos económicos.

Martin-Whitmarsh-y-Lewis-Hamilton

Con la temporada 2012 casi llegando a su fin, se acerca el momento en el que Hamilton tendrá que dejar McLaren para emprender una nueva aventura, más arriesgada, en Mercedes. Precisamente, el reto que supone llegar a un equipo que, a priori, no es de los punteros con la esperanza de llevarlo al éxito algún día es la principal razón que el piloto aduce para justificar su decisión de abandonar el equipo de su vida. Sin embargo, para Martin Whitmarsh no es oro todo lo que reluce. El director de McLaren cree que Hamilton no está tan seguro de su decisión como intenta aparentar, que se arrepiente de ella y que utiliza la excusa del "desafío" para ocultar los verdaderos motivos de su marcha.

Creo que en ocasiones sí se ha estado arrepintiendo. Pero probablemente, cuando tomas una decisión tienes que convencerte a tí mismo sobre ella y mirar hacia delante.

Él tiene que justificar su decisión. No va a decir: "Ey, me ofrecieron más dinero"; ni tampoco va a decir que cometió un error terrible. Pero espero que lo esté pensando ahora (que ha cometido un error terrible) y que lo siga pensando el año que viene.

Siendo tan obvia la diferencia de oportunidades que le brinda McLaren y las que tendrá en Mercedes (con el primero tendría opciones de ganar el Campeonato del Mundo en 2013, mientras que con el segundo es prácticamente imposible), para Whitmarsh cada vez coge más fuerza la teoría del dinero. Según el team principal del equipo, ellos le ofrecieron a Hamilton una oferta que posiblemente habría superado el sueldo de cualquier piloto de Fórmula Uno y, sin embargo, optó por Mercedes; por lo que sospechan que lo que ocurrió es que el equipo germano le ofreció unas condiciones económicas aún más suculentas. Aún con todo, Martin reconoce que esperaba que Lewis finalmente se quedase y que sigue estando desconcertado por su marcha y los motivos que le han llevado a ella.

La respuesta simple es que no lo sé. Ha estado tantos años con nosotros que realmente no acabo de entenderlo.

En más de una ocasión, Hamilton ha reconocido que le resultó tremendamente difícil tomar una decisión sobre su futuro (pasando constantemente en sus deliberaciones de una opción a otra) y la verdad es que tampoco ha pasado desapercibido el hecho de que tomase su decisión final justo después del Gran Premio de Singapur, una carrera que supuso una gran decepción para el inglés, ya que esperaba poder optar a la victoria y sin embargo acabó fuera. A Whitmarsh ese detalle tampoco se le ha escapado y piensa que ese mal resultado pudo haber empujado a Lewis a tomar una decisión final en caliente de la que más tarde ha podido arrepentirse.

Yo respeto su decisión, pero creo que estaría mejor con nosotros. Somos el equipo más fuerte ¡y nuestra intención es ganarle el año que viene!