El piloto alemán de Red Bull, Sebastian Vettel, ha sido despojado de la tercera plaza de la parrilla de salida del Gran Premio de Abu Dabi 2012, que se ha celebrado este sábado en el trazado de Yas Marina. Sus tiempos han quedado eliminados y por tanto tenía que partir desde la última posición de la parrilla de salida, pero su equipo ha preferido trabajar en el monoplaza y empezar la carrera desde el carril de boxes.

La FIA ha asegurado que la escudería Red Bull no había puesto en el monoplaza la cantidad de combustible necesaria para cumplir con la normativa, por lo que excluyó a Sebastian Vettel del primer lugar de la parrilla. De esta forma, Vettel pierde la tercera posición e iniciará la carrera desde el carril de boxes.

Según el Artículo 6.6.2 del reglamento técnico, los monoplazas deben llevar 1 litro de combustible al finalizar la calificación, para ser analizado, mientras que el RB8 de Sebastian, tan solo tenía 0,85 litros en el depósito.

Vettel fue instado por su equipo a parar su monoplaza al terminar la sesión calificatoria, se le ordenó que se detuviera de inmediato sin regresar a boxes como exige la normativa.

Un incidente similar ya le ocurrió a Hamilton en el GP de España disputado en Montmeló y el inglés tuvo la misma sanción que Vettel, quedó excluido de la clasificación.

Esta sanción es un grave revés para los intereses de Red Bull, que con su máximo rival en la séptima posición, podrían haber sentenciado el campeonato del mundo de pilotos.