A falta de dos carreras para el final de esta temporada 2012, seguimos sin tener Campeón del Mundo, por lo que Estados Unidos y Brasil serán dos Grandes Premios llenos de emoción y tensión, a partes iguales, y que se encargarán de decidir quién merece coronarse como tricampeón del mundo, Fernando Alonso o Sebastian Vettel.

El piloto alemán comentaba esta semana que la temporada ha estado muy igualada entre él y su rival en la lucha por el título. Vettel aseguraba que cualquiera de los dos se merecería ganar el campeonato, pero el que se lo lleve será el que más méritos ha acumulado a lo largo del año.

El de Red Bull explicaba que, tanto Alonso como él mismo, han tenido casi el mismo número de abandonos y problemas durante todas las carreras celebradas hasta el momento. Sebastian Vettel admitía que las últimas pruebas han sido bastante positivas para sus intereses y esperaba no tener ningún sobresalto en Austin para dejar el título sentenciado, o prácticamente, de cara a Interlagos:

Si nos fijamos en las carreras que hemos hecho hasta ahora creo que Fernando y yo, hemos tenido los mismos abandonos o problemas. Sigo creyendo que el piloto que más se lo merezca será campeón. No hay duda de que estamos en una muy buena posición ahora y espero que podamos hacerlo bien hasta el final para asegurar que nos merecemos la gloria.

Por supuesto que las últimas carreras que tuvimos fueron muy buenas para nosotros. Si nos fijamos en toda la temporada con 20 carreras, tienes incidencias que no te gustaría tener, es probable que tengas algunos abandonos por problemas técnicos. Los tuvimos y espero que ya hayamos superado esta fase.

Ahora mismo la balanza está casi igualada, los dos pilotos han hecho méritos para ser los mejores pilotos de esta temporada 2012. Dos carreras van a decidir quién se lleva el título de este año. Lo más justo sería dividirlo en dos partes, pero la justicia en la Fórmula 1 no existe. La suerte podría tener un papel importante en estas dos últimas carreras. Tendremos que sentarnos delante del televisor y aplaudir al que lo consiga finalmente, ya que ambos, han realizado un trabajo excelente hasta el momento.