Cuando parecía que la ventana de oportunidad se había cerrado para Lotus, Kimi Raikkonen rompió los pronósticos y consiguió en Abu Dabi su primera victoria desde su regreso a la F1.

Con este primer lugar, el piloto finlandés corona una gran campaña en su retorno a la Máxima Categoría y deja en claro que Lotus no se equivocó al contratarlo:

Es una muy buena manera de mostrarle a todos [en Lotus] que hicieron una buena selección. Hemos mostrado toda la temporada que tan buenos podemos llegar a ser y en Abu Dabi mostramos que podemos ganar. Hay más por venir, se los prometo.

Así se ha referido el propio Kimi a su gran resultado en Abu Dabi. El regreso de Kimi al podio debería servir como un envión anímico para Lotus, que había caído en un bache después del Gran Premio de Bélgica. Entre el Gran Premio de Italia y el de la India, el equipo anglo-francés había apenas cosechado dos quintos lugares como mejores resultados, muy poco para una escudería que había cosechado nueve podios hasta antes de ese periodo de sequía.

Sobre este periodo de malos resultados, Raikkonen comenta:

No nos rendimos. Tuvimos un periodo en el que los nuevos desarrollos para el coche no funcionaron como se esperaba de forma inmediata, y cuando tienes que probar piezas nuevas durante las sesiones de práctica se hace mu difícil progresar, pero seguimos empujando.

Finalmente, a Kimi se le ha hecho notar que sus conversaciones (mejor dicho, regaños a su ingeniero) a través de la radio en carrera no pasaron inadvertidas:

Aparentemente hubo un par de mensajes de radio que fueron transmitidos durante la televisación y creo que en esos momentos se puede escuchar que quería mantenerme concentrado, hacer mi trabajo y ganar la carrera. Todo lo que necesitaba saber era la distancia con el tipo de atrás.

Probablemente puedas encontrar otros mensajes míos desde el coche si buscas en YouTube, incluso algunos de mi breve periodo en NASCAR

Raikkonen toma con humor esta situación y de hecho ha mandado confeccionar 500 camisetas con sus respuestas a estos mensajes de radio, para repartirlas entre los miembros de su equipo. Típico Kimi!