El equipo español de Fórmula Uno, que acaba de ponerse en venta, ha llevado a cabo un ERE con el que ha dejado fuera a más de una treintena de sus empleados. Si no se encuentra un comprador antes del 2 de diciembre, podría desaparecer.

Las dificultades financieras que sufre la escudería HRT la han llevado a una situación dramática que está cerca de suponer el fin de su historia en la Fórmula Uno. El equipo acaba de presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para despedir a 32 trabajadores y se ha puesto a la venta, con el fin de encontrar un comprador urgente que pueda salvar la situación. De hecho, a través de un comunicado oficial publicado en su página web, HRT ha confirmado que Thesan Capital está buscando nuevos compradores y que de ello depende que puedan seguir con su actividad en la Fórmula Uno.

El fondo TC II S.a.rl., actual propietario del HRT Formula 1 Team, quiere confirmar que mantiene en la actualidad conversaciones con diversos grupos interesados en la compra del equipo. La actual dirección de HRT Formula 1 Team espera poder cerrar el acuerdo de venta a lo largo de las próximas semanas y, con ello, permitir que el equipo pueda seguir avanzando y siendo un referente en la Fórmula 1 actual tras los importantes logros alcanzados ya en esta temporada 2012.

Estamos muy orgullosos de la labor de todo el equipo y de la excelente evolución deportiva alcanzada pero ha llegado el momento de que el equipo siga creciendo con nuevos apoyos financieros. Estamos seguros de que el potencial deportivo del equipo es enorme y de que la presencia de nuevos inversores puede impulsarlo exponencialmente.

Al parecer, Banco Popular es quien se encuentra detrás de esta operación. La entidad, que en su día prestó el dinero a la familia Carabante para el proyecto de la escudería, fue quien le retiró la gestión a causa de las muchas deudas que acumulaba y se la dio al grupo inversor Thesan Capital. La intención es que fuese capaz de reflotar la empresa, como ya ha hecho en otros casos, pero a pesar del importante paso adelante que se ha dado en la mejora del proyecto HRT (llevando a cabo una reestructuración completa que ha ido desde la propia formación del equipo hasta el establecimiento de su sede en Madrid), las dificultades económicas y de financiación no permiten al equipo seguir adelante.

El 2 de diciembre es la fecha límite que se ha puesto para encontrar un comprador. De no lograrse en ese plazo, se podría proceder al cierre del equipo español.