Bernie Ecclestone ve probable que la empresa Coca-Cola entre con una de sus bebidas energéticas en la Fórmula 1. El inglés ha visto lo bien que le ha venido al gran circo la entrada de un patrocinador como Red Bull y no quiere desaprovechar la oportunidad de tentar a otro gigante de las bebidas.

A principios de este año se supo que Emmanuel Seuge, director del marketing deportivo de Coca-Cola, había estado investigando la repercusión de los patrocinios de bebidas energéticas en la Fórmula 1. La empresa ha estudiado el movimiento y podría anunciarse su entrada como sponsor, para una fecha cercana al Gran Premio de EEUU que se celebrará la próxima semana en Austin. Sin embargo, Ecclestone cree que la marca Coca-Cola no va a entrar directamente y utilizará una de sus marcas de bebidas energéticas.

El presidente de Coca-Cola es un gran amigo mío, pero el jefe de marketing siempre ha dicho que no creía que la Fórmula 1 fuera buena para ellos. Si vienen, creo que va a ser con una de sus marcas de bebidas energéticas, no la marca Coca-Cola en sí. La única razón por la que Coca-Cola se involucraría en algo, a parte de lo que hacen actualmente, es si Pepsi estuviera dentro.

Coca-Cola es líder en el patrocinio de festivales musicales pero su participación es escasa en cuanto a eventos relacionados con deportes de motor. La empresa se estaría planteando ampliar su cartera de bebidas energéticas, adquiriendo la marca Monster, que actualmente patrocina al equipo Mercedes, aunque a principios de año negaron que hubiera negociaciones en curso.

La marca de bebidas, nunca antes ha patrocinado ningún equipo o evento relacionado con la Fórmula 1, pero se cree que estuvieron muy cerca de hacerlo en el pasado. En la temporada 2005, hubo conversaciones con Ecclestone para convertirse en el patrocinador oficial de este deporte, pero finalmente Bernie declinó la oferta al creer que una relación tan estrecha con una sola marca podría dañar las relaciones con otras empresas.

El éxito de la marca austriaca, ha atraído a otras bebidas energéticas hacia la categoría reina del motor. A parte de Red Bull y Monster, también han entrado recientemente EQ8 en Caterham, Lucozade en McLaren o TNT en Ferrari.