El piloto español cree que deberán trabajar mucho este invierno para mejorar el monoplaza de cara a la próxima temporada. Aún con todo, Pedro de la Rosa valora muy positivamente esta temporada en la que la escudería ha dado un gran paso hacia delante.

De la Rosa

Con la nueva gestión, está claro que HRT ha logrado un importante lavado de cara que va más allá de la imagen (ahora empieza a verse por fin un proyecto serio), para verse reflejado también en los resultados. La evolución en su rendimiento avanza a pasos lentos, muy poco a poco, pero ya permite al equipo dejar de preocuparse por si serán capaces de calificar en el tiempo suficiente para poder correr la carrera (excepto la primera cita en Australia, donde sus dos pilotos superaron el 107%, no han vuelto a tener problemas a este respecto). Por todo esto, De la Rosa, piloto de la escudería, ha hecho una valoración bastante positiva de lo que han conseguido esta temporada; eso sí, reconociendo que hay determinados aspectos del monoplaza que es fundamental mejorar para la temporada 2013.

Bueno, progresamos bastante bien hasta el verano y luego nos estancamos un poco, con un desarrollo algo más lento de lo que esperábamos. Pero aún así, el progreso ha sido muy bueno.

Necesitamos un buen invierno para mejorar la aerodinámica del coche, que es nuestro punto débil.

Aparte del progreso y las mejoras necesarias para continuar con la tendencia positiva que muestra la escudería, HRT deberá afrontar una nueva dificultad en el futuro que es fundamental tener en cuenta: la entrada en 2014 de los nuevos motores V6, que supondrá un aumento notable en los gastos y el problema añadido de tener que construir un monoplaza nuevo desde cero. Con la amenaza de que eso suponga el fin de HRT dentro de la Fórmula Uno, De la Rosa espera que sirva de motivación para trabajar más en la próxima temporada.

Todo depende de lo que hagamos en 2013. Si somos capaces de fortalecernos, entonces 2014 será mucho más fácil para nosotros. Nadie tiene el futuro garantizado en la Fórmula Uno.