Fernando Alonso afrontaba hoy una de las finales en la lucha por el título mundial de pilotos, que se está disputando contra su máximo rival, Sebastian Vettel. El español ha exprimido su monoplaza, pero finalmente ha obtenido una decepcionante séptima posición para la parrilla del Gran Premio de Abu Dabi.

Ferrari llegaba al trazado de Yas Marina sabiendo que quedar lejos de los Red Bull era despedirse de la lucha por el campeonato, a pesar de ello, Fernando Alonso sigue optimista y cree que esta séptima posición era a lo máximo que podían aspirar.

Hicimos séptimos y octavos en todos los libres del fin de semana, por tanto llegar a la Q3 y querer estar más adelante era demasiado optimista. Creo que hoy no hemos sido competitivos, pero personalmente estoy contento con la actuación en calificación.

Sólo Alonso y Grosjean no han logrado mejorar su tiempo de Q3 respecto a la anterior sesión calificatoria, pero Fernando cree que ha hecho lo máximo y que no podría haber logrado sacar más al rendimiento de su monoplaza.

He marcado un 1:41,514 en mi primera vuelta de la Q2 y un 1:41,582 en mi segunda vuelta de la Q3. Creo que podría hacer 100 vueltas y el mejor tiempo seguiría siendo 1,41:5 en todas ellas, porque era nuestro máximo hoy.

El piloto de Ferrari se siente confiado gracias al ritmo de su Ferrari F2012 y cree que pese a que no son lo bastante competitivos los sábados en calificación, podrían llegar a batir a sus máximos rivales en ritmo de carrera.

 Desafortunadamente, ha habido seis pilotos más rápidos que nosotros. Normalmente nuestro ritmo mejora los domingos, así que espero que este sea el caso. Seguramente saliendo séptimos es más difícil.

Salir por detrás de los Red Bull y los McLaren era algo con lo que contaban en Ferrari, pero el Williams de Maldonado y el Lotus de Kimi Räikkönen, se han unido a los pilotos de la cabeza de la parrilla y estarán también por delante del bicampeón del mundo. Su compañero, Felipe Massa, simplemente ha podido obtener la novena posición.