Después de muchos meses de especulaciones, operaciones, rehabilitación...Robert Kubica volverá a pilotar un vehículo de competición, en este caso un Subaru Impreza WRC en el Rally Ronde Gomitolo di Lana que se disputará este fin de semana en Italia.

El piloto polaco volverá a pilotar a alto nivel, tras el accidente que sufrió en el Rally di Ancora el mes de febrero del año 2011. Ha sido más de un año y medio de recuperación, y aún no se conoce el estado físico de Kubica, pero las noticias son positivas ya que la semana pasada estuvo realizando una prueba con un Ford Fiesta WRC.

Según explica Autosport, cabría la posibilidad de que el Impreza no estuviera del todo preparado para Robert este fin de semana, por lo que su retorno al asfalto podría retrasarse hasta la próxima semana en el Rally de San Martino di Castorzza. La decisión sobre si el vehículo está preparado se tomará hoy, sin más tardar.

Por fin podemos dar esta positiva noticia, aunque hay que tomársela con cautela y esperar las sensaciones del polaco, una vez que tenga que hacer rendir a sus músculos al máximo. Todos deseamos que el bueno de Kubica tenga una buena actuación y esto sea un primer paso antes de un hipotético retorno a la Fórmula 1.

Imagen: PlanetF1