La FIA ha confirmado que el próximo Gran Premio que se disputa este fin de semana en el circuito de Monza tendrá dos zonas de DRS.

Después de varias carreras con una sola zona de DRS en el circuito de Monza tendremos dos zonas de activación, gracias a sus largas rectas. La primera zona de activación será en la recta principal, el punto de detección está situado veinte metros antes de la última curva. Los pilotos podrán activar el DRS en carrera 115 metros después de la línea de meta, pudiéndolo usar hasta la frenada de la primera curva.

Como novedad en esta carrera habrá dos zonas de detección, la segunda estará situada antes de la segunda curva de Lesmo y después de ésta estará la segunda zona de activación. 210 metros después de dicha curva se podrá activar el DRS hasta la siguiente chicane, de Ascari.

Por otro lado, se han realizado diversas modificaciones en el circuito para aumentar la seguridad. Se ha reasfaltado la salida de la chicane Ascari hasta la Parabolica. También se ha cambiado el muro de boxes, que es completamente nuevo.