Romain Grosjean ha aceptado la decisión de los comisarios de excluirle de la próxima carrera por el accidente causado en la carrera de ayer en Spa-Francorchamps.

El piloto de Lotus causó un accidente en el que se vieron involucrados los dos pilotos de Sauber, Lewis Hamilton y Fernando Alonso, además de él mismo. De todos estos el único que pudo continuar la carrera fue Kamui Kobayashi, aunque tuvo que pasar por boxes a cambiar el alerón delantero.

El accidente se causó después de que Romain Grosjean cambiase de trazada de izquierda a derecha y se tocase con Hamilton. El piloto británico se salió a la hierba y perdió el control del monoplaza.

No he cambiado mi línea, me fui de izquierda a derecha, yo no quería poner a nadie contra la pared. No estoy aquí para detener la carrera de nadie en la primera curva, estoy muy, muy triste, y me alegro de que nadie esté herido.

Comentaba en el día de ayer tras conocer la decisión de los comisarios, quienes no les permitirán correr en el Gran Premio de Italia y además le han puesto una multa de 50.000 euros. Sin embargo Romain Grosjean señala que es una decisión muy difícil de aceptar.

Pero tengo que decir que es una decisión muy, muy difícil de escuchar.

Romain Grosjean se ha visto involucrado en siete incidentes esta temporada, algunos de ellos en la salida. Uno muy similar fue el de Mónaco donde se tocó con Michael Schumacher en un movimiento similar. El francés señala que ya ha tenido demasiados accidentes, pero quiere dejar claro que algunos no fueron culpa suya, en cualquier caso admite que va analizar esto para tratar de no repetirlo en las próximas carreras.