El circuito pone punto y final a varios meses de negociaciones en los que su futuro en la Fórmula Uno estuvo en el aire. Finalmente, no habrá alternancia con el Gran Premio de Francia y Spa-Francorchamps será una cita fija en el calendario al menos durante tres temporadas más.

Eau Rouge, Spa-Francorchamps

Los incondicionales del circuito de Spa pueden respirar tranquilos: habrá carrera en Bélgica durante, al menos, tres años más. El presidente del Gran Premio, Etienne Davignon, ha comunicado oficialmente la renovación de su contrato con la Fórmula Uno hasta 2015; un acuerdo que, al parecer, ya se alcanzó de forma verbal en el mes de julio y que, por fin, se ha visto consolidado con la firma de ambas partes.

El actual contrato con el Gran Premio de Bélgica expiraba en menos de dos semanas, justo tras la celebración de la carrera de este 2012 (que será el próximo 2 de septiembre), y la duda había envuelto en los últimos meses las negociaciones entre los responsables de la pista y el patrón de la F1, Bernie Ecclestone. En un principio, las dificultades económicas -unidas a la gran inversión que requiere la carrera cada año por parte del Gobierno belga- hacían difícil la supervivencia del Gran Premio, por lo que las primeras conversaciones estuvieron centradas en un acuerdo en comunión con el gobierno francés (que continúa en su esfuerzo por recuperar el Gran Premio de Francia) para que Spa-Francorchamps y Magny Cours se alternaran en el calendario. Una noticia que, desde luego, no gustó nada a los fans del trazado belga...

Sin embargo, el acuerdo con Francia se escapó junto con el Gobierno de Sarkozy y el Gran Premio de Bélgica ha culminado sin problemas el acuerdo que le mantendrá como fijo en el calendario durante los próximos años y, además, cumpliendo los deseos del ministro de Economía belga, Jean-Claude Marcourt, que quería reducir el presupuesto de gastos y lo ha conseguido. Todos contentos... pilotos y aficionados, más; pues seguiremos disfrutando de las impresionantes imágenes de Eau Rouge.