Ayer hablamos de la situación que puede haber en la F1 en 2014 con los proveedores de motores. Uno de los equipos clientes, Sauber, se ha pronunciado y ha afirmado que Ferrari seguirá siendo su opción para ese año.

En la temporada 2014 se producirán importantes cambios en los monoplazas, entre los que se puede contar una modificación en la motorización de los coches, pasando a llevar un motor v6 de 1.6 litros con turbo. La CEO de Sauber, Monisha Kaltenborn, ha señalado que su actual proveedor de motores, Ferrari, seguirá siendo su opción preferente para la temporada 2014. Aunque ha admitido que en el caso de que tuvieran problemas financieros éstos podrían hacerles cambiar de opinión y buscar otro proveedor.

La máxima responsable del equipo suizo ha explicado que el paso lógico es continuar con Ferrari, quienes les llevan suministrando motores desde hace varias temporadas y con quienes tienen un muy buen entendimiento.

Pero todo está abierto, porque no creo que ellos sepan ciertas condiciones. Tenemos que esperar.

Para todos los equipos de la Fórmula 1 la situación financiera que tengan es muy importante, sobre todo para los que están de la mitad para debajo de la parrilla, ya que puede condicionar mucho la evolución del monoplaza y todos los contratos. Entre estos se puede encontrar el de los motores, en el caso de que sea un equipo cliente.

Monisha Kaltenborn advertía que no se puede volver al pasado y pagar más por los motores de lo que están haciendo actualmente, pero es un asunto complejo que tiene que ser tratado por todos. Los proveedores de motores están realizando una gran inversión para desarrollar los motores V6 que se comenzarán a usar en la temporada 2014, y podrían repercutir parte de esa inversión a sus clientes. Sin embargo no todos están en la situación de ver un aumento en su factura.

Algunos fabricantes ya están haciendo pruebas con los motores V6 y probablemente el precio de los mismos sea un asunto tratado por todas las partes durante la próxima temporada.