En F1Actual les hemos comentado sobre lo bien que lo viene haciendo Lotus, equipo que está llamado a ser un gran animador en la segunda mitad de la temporada y que podría darle algún susto a Red Bull en la pelea por el Campeonato de Constructores al final del año. Sin embargo, algunos piensan que los resultados obtenidos por la escudería anglo-francesa se han quedado cortos, si se considera que tiene el coche más consistente de la parrilla. De esta opinión es un viejo conocido de Enstone: Nelson Piquet Jr.

Conocido por no guardarse nada (literalmente) a la hora de hablar, el protagonista del crashgate compartió con el medio brasileño TotalRace su evaluación de Romain Grosjean, a quien no parece darle mucho crédito, ya que el amazónico le atribuye a la suerte, y a la debilidad de Kimi Raikkonen, los resultados conseguidos por el Romain:

Ha tenido mucha suerte, suerte porque ha llegado [a Lotus] justo cuando tiene un compañero de equipo que es un poco débil y ha tenido un buen coche.

Sabemos que no hay mucho amor entre Nelson Piquet Jr y su último empleador en la F1, pero estas declaraciones ya rayan en la amargura y reflejan su rencor hacia el piloto con lo sustituyó en el equipo antes de la finalización de la tormentosa temporada 2009 (y ya ni hablemos del calificativo que le endilga a Kimi). Pero la cosa va a más. Cuando se le ha pedido que aclare a qué se refiere específicamente cuando habla de lo suertudo que ha sido Grosjean, Piquet le ha recetado otro calificativo poco amable al francés, lo ha tachado de piloto de pago:

Digo que ha tenido suerte, porque no lo estaba haciendo bien en [su primera oportunidad] en la F1, luego tuvo otra temporada en la GP2, consiguió un contrato de patrocinio y regresó a la F1 pagando, correcto?

Así que para Piquet, Romain es solo un piloto de pago con mucha suerte, que tiene un coche bueno y un compañero de equipo débil. Ouch. Pero esperen, aún hay más:

Si aún tuvieran a Alonso, ganarían el campeonato con ese coche. Claro, Grosjean ha mejorado mucho desde la última vez [2009], pero no es ningún fenómeno. Él no es nada comparado con Alonso.

Nadie, ni siquiera su madre (bueno, quizá su madre sí), sugeriría que Romain está al nivel de Fernando Alonso, pero hay formas más sutiles de hacerlo notar que la utilizada por Piquet, quien no está obligado a guardar las maneras, ya que su carrera en el F1 está completamente liquidada.