La escudería alemana podría abandonar a finales de 2013 su papel como equipo y centrarse únicamente en suministrar motores a los llamados clientes. Los pobres resultados que Mercedes ha obtenido en la Fórmula Uno en los últimos años podrían ser la razón por la que hayan acordado este cambio de estrategia.

schumacher-w03

La corta trayectoria de Mercedes como escudería oficial en la máxima categoría del automovilismo podría tener una nueva interrupción a finales del 2013. Según informan algunos medios franceses, ésa sería la última temporada de la escudería germana en la Fórmula Uno, ya que sus responsables se están planteando un retiro parcial para centrarse exclusivamente en su trabajo como fabricante de motores.

La verdad es que el papel de Mercedes ha estado centrado durante la mayor parte de su historia en la Fórmula Uno en el desarrollo de los motores. Participó como equipo en 1954 y 1955, pero después estuvo ausente durante 45 años en los que, a pesar de no estar presente como equipo, suministró motores para otras escuderías. Su retorno -por algunos muy esperado- se produjo a bombo y platillo en el año 2010 con la compra de Brawn GP y desde entonces han logrado una pole, una victoria y cinco podios... verdaderamente, resultados un tanto escasos que no se corresponden con las expectativas generadas ni con los objetivos que se había marcado el equipo.

Es por eso que el equipo está planteándose seriamente volver a su actividad anterior a 2010 y centrar sus esfuerzos en los nuevos propulsores V6 Turbo (está previsto que Ferrari, Renault y Mercedes sean los tres suministradores de estos propulsores). Así, el fabricante de automóviles de Stuttgart seguiría suministrando motores como hace actualmente con McLaren y Force India y podría centrarse más en conseguir nuevos clientes; mientras que su trabajo de ingeniería se limitaría simplemente a participar de forma muy reducida en un equipo semi-oficial que vería desaparecer la marca Mercedes para llamarse a partir de entonces AMG F1. En teoría, en ese equipo se mantendrían los actuales pilotos de la escudería germana, Rosberg y Schumacher, y su director, Ros Brawn.