La escudería británica está terminando de desarrollar el famoso dispositivo para tenerlo listo en el Gran Premio de Bélgica, justo después del parón veraniego. Aunque se ha acordado que el doble DRS se prohíba para la temporada que viene, Lotus cree que merece la pena el esfuerzo invertido para poder usarlo lo que resta de 2012.

2012 Monaco Grand Prix - Saturday

Como ya supimos hace unos días, el acuerdo al que llegaron los equipos de la Fórmula Uno para prohibir el polémico elemento inventado por Mercedes, y que se conoce como doble DRS, no ha supuesto un problema para aquellos equipos que, a pesar de las reservas de la mayoría, optaron por desarrollar su propia versión del dispositivo. McLaren, por ejemplo, ya lleva un tiempo investigando la posibilidad de incorporar un elemento similar en el MP4-27, aunque la escudería británica aún conserva algunas dudas sobre si merece la pena invertir tiempo y esfuerzo en desarrollar una solución que, con toda seguridad, no podrán emplear la próxima temporada.

Lotus, por su parte, lo tiene muy claro: el doble DRS merece la pena. Ya veníamos sabiendo que el equipo con sede en Enstone había decidido copiar la solución de Mercedes y que llevaban tiempo probándolo en algunas sesiones de los viernes, y ahora han confirmado que esperan que su doble DRS debute en el circuito de Spa en septiembre, cuando se celebre el Gran Premio de Bélgica. Aunque algunas voces de expertos apuntan a que el elemento que presentará el E20 tiene más de conducto f, ya que -a diferencia del dispositivo pionero de Mercedes- el de Lotus no va adherido al alerón trasero.

Sea de una forma o de otra, James Allison, director técnico de Lotus, ya ha confirmado que planean ponerlo en funcionamiento en lo que queda de 2012.

Aunque vaya a desaparecer el año que viene, es algo en lo que -aun así- nos parece que vale la pena invertir esfuerzo.

Esperamos tenerlo listo para utilizarlo en Spa. Tenemos por delante una cantidad razonable de tiempo en el calendario, aunque en términos de trabajo no lo es tanto debido al parón.

De lograr su objetivo, Lotus podría sacar un importante beneficio de este doble DRS que, según se calcula, podría aportar un plus de velocidad de unos 5 kilómetros por hora. Esa ventaja, unida a las condiciones del mítico circuito de Spa (caracterizado por rectas largas y curvas amplias) podría suponer un esfuerzo muy rentable para el equipo.