Lewis Hamilton ha afrontado las vacaciones de verano con un buen sabor de boca, después de cerrar la primera mitad de temporada con la victoria en el Gran Premio de Hungría. El piloto británico está seguro de que podrá luchar por los dos títulos mundiales, en los que está en una buena posición para competir por ellos.

El Campeón de la temporada 2008 admitía que ganar en Hungaroring le ha venido muy bien para ganar seguridad y confianza en sus opciones de cara a la lucha por los títulos mundiales. Hamilton, ahora, se ve con las opciones intactas de poder volver a ser campeón del mundo:

Mi victoria en Hungría era una fantástica manera de pasar las vacaciones de verano: tenía la ventaja añadida de que todo el equipo se fuera de vacaciones con un sentimiento muy positivo en sus corazones.

También me ha dado la esperanza y seguridad de que podemos ir a por las últimas nueve carreras con una verdadera oportunidad de ir a por los dos campeonatos del mundo.

El talentoso piloto inglés cuenta con una desventaja de 47 puntos con el actual líder del mundial, Fernando Alonso. Pero con el actual sistema de puntuación esta brecha son sólo dos carreras, así que todavía tiene muchas opciones de luchar por el título mundial.

Imagen: PlanetF1