Los usuarios, que compraron por internet sus entradas para la carrera del próximo 2 de septiembre en Spa, se quedaron en la estacada cuando la empresa que se las vendió quebró repentinamente. Los organizadores del Gran Premio aún no saben cómo recuperarán el dinero perdido por esas entradas.

Gran Premio de Bélgica

Los afectados por la quiebra de la empresa The Ticket Enterprise, que nunca llegaron a recibir las entradas por las que habían pagado, han recibido finalmente una respuesta positiva por parte de los organizadores del Gran Premio de Bélgica, que ya han comunicado que les dejarán acceder al circuito de Spa-Francorchamps.

Los casi 6.000 aficionados, que temían perder su dinero y quedarse sin acceso a la carrera, ya han recibido las instrucciones pertinentes para poder asistir al Gran Premio. El propio Etienne Davignon, promotor de la carrera, habría sido el encargado de anunciar en una rueda de prensa los pasos a seguir: los afectados deben acudir el próximo fin de semana a las taquillas del circuito con sus justificantes del pago, y allí deberán firmar un documento para ceder sus derechos al promotor del Gran Premio de Bélgica.

El objetivo de dicho trámite es que el organizador pueda reclamar legalmente a The Ticket Enterprise que le devuelva el importe de las entradas; aunque en las palabras de Davignon se puede adivinar que los responsables de la carrera no las tienen todas consigo...

Vamos a ver cómo podemos recuperar el dinero... Es demasiado pronto para juzgar hasta qué punto vamos a perder.