El equipo Williams ha sido uno de los que más ha evolucionado desde la temporada pasada, sino el que más. El 2011 fue un año totalmente para olvidar, una de las peores temporadas del equipo británico en su historia en la Fórmula 1.

Sin embargo, esta temporada la historia ha cambiado bastante. Una victoria en las primeras once carreras, un total de 53 puntos y ocupando la séptima posición en el Mundial de Constructores.

Mark Gillan admitía que la temporada está siendo un poco extraña, en algunas carreras están arriba y en otras están fuera de los puntos. El británico recordaba dónde estaban en la pasada temporada y los resultados que han obtenido en lo que va de año. El director de operaciones de la escudería de Grove decía que tienen ritmo para meter los dos monoplazas en la Q3 con más asiduidad:

Ha sido una temporada un poco de montaña rusa, ¿no? Pero tenemos que volver a recordar donde estábamos el año pasado, porque ninguno de nosotros lo debería olvidar y desde luego en el equipo no lo hacemos.

Actualmente tenemos diez veces más puntos que los que teníamos al final del año pasado y, como equipo, sabemos que debemos estar siempre con el objetivo de terminar en los puntos. En calificación debemos estar en el top 10, no hay ninguna razón por la que no podamos hacerlo. Si no hacemos eso, entonces es decepcionante. Tuvimos dos coches en la Q3 por primera vez en Hungría, a pesar de que estábamos un poco decepcionados, ya que consideró que tal vez teníamos más ritmo.

El mayor problema de Williams están siendo sus propios pilotos. Tanto Bruno Senna como Pastor Maldonado pecan de una gran irregularidad, cosa que no ayuda a que el FW34 sume todos los puntos que podría sumar.

Imagen: PlanetF1