Continuamos con nuestra evaluación de mitad de temporada a los equipos y pilotos. Después de la primera entrega en la que hablamos de Marussia, HRT y Caterham, ahora vamos a hablar de los siguientes tres equipos: Williams, Toro Rosso y Sauber.

Williams

No cabe duda de que en comparación con la pasada temporada el equipo de Grove ha mejorado. El monoplaza es más competitivo que el año pasado y pueden luchar por buenos puestos, además han conseguido una victoria, algo que no se veía desde hace años. La victoria de Pastor Maldonado en el Gran Premio de España fue un magnífico resultado, sin embargo no nos debemos quedar únicamente con eso.

Lo cierto es que si bien Williams ha mejorado el coche respecto al año pasado los resultados no hacen justicia a todo lo que ha podido mejorar. Los pilotos han desaprovechado algunas oportunidades, que podrían haberles dado una buena cantidad de puntos y estar un poco más arriba en el campeonato.

Los fallos que ha cometido Pastor Maldonado son muchos, y de lejos es el piloto que más penalizaciones ha recibido. Por otro lado está el rendimiento de Bruno Senna que desde mi punto de vista está dejando mucho que desear.

Toro Rosso

Al contrario que en el equipo de Grove, el monoplaza de Toro Rosso ha dado un paso atrás respecto al de la temporada pasada, especialmente a final de año. Por aquel entonces nos acostumbramos a ver a los pilotos del equipo de Faenza luchar por los puntos, pero eso es algo que esta temporada se antoja bastante complicado.

Hay quien quiere echarle la culpa a los pilotos, y puede que algo de culpa tengan, pero no hay que olvidar que un piloto, por muy bueno que sea, si no cuenta con un monoplaza que sea rápido tendrá muchos problemas para hacerlo. Y parece que eso sucede con Toro Rosso, donde además de tener un coche con un menor rendimiento también se han arriesgado demasiado y han perdido una buena cantidad de puntos en algunas carreras.

Sobre los pilotos, Jean-Eric Vergne ha ofrecido un rendimiento más bajo del que esperaba, mientras que Daniel Ricciardo ha podido salvar un poco los muebles, aunque sólo han podido sumar cuatro y dos puntos respectivamente. Dudo mucho que las cosas cambien en lo que queda de temporada, probablemente en Faenza ya estén pensando plenamente en la temporada que viene.

Sauber

El equipo de Hinwil es una de las relevaciones de la temporada. El monoplaza de Sauber pintaba muy bien en la pretemporada y lo han ido confirmado carrera a carrera, especialmente a comienzo de año. Después parece que les está costando seguir un poco el ritmo de las actualizaciones de los equipos que tienen por delante, pero sin duda el balance de la primera mitad de temporada es más que positivo.

Ambos pilotos han podido sumar una buena cantidad de puntos, Sergio Pérez se ha subido al podio en dos ocasiones, mostrándose ligeramente más rápido que Kamui Kobayashi, que se está mostrando algo diferente al de las temporadas pasadas, quizá por problemas de adaptación con los neumáticos.

En cualquier caso, después del parón del verano tendremos que continuar teniendo en cuenta a Sauber, algo que debe hacer sobre todo Mercedes, ya que cómo estos no mejoren pueden ver como el equipo suizo les supera en el campeonato de constructores.