Poco a poco los equipos han ido volviendo al trabajo, para preparar el Gran Premio de Bélgica, que se disputa dentro de poco más de una semana en el circuito de Spa-Francorchamps.

Los equipos han tenido que hacer un parón de dos semanas durante este mes de agosto para tomarse unas vacaciones, de forma obligada. Las fábricas han cerrado durante ese tiempo y a falta de poco más de siete días para el Gran Premio de Bélgica la actividad vuelve a los equipos de F1.

Ferrari volvió a la fábrica el pasado lunes, algo que también han hecho Mercedes, Force India, Lotus, HRT y Marussia.

Red Bull regresó el viernes anterior al trabajo mientras que Toro Rosso lo hizo el domingo pasado. Pero los que más pronto regresaron de las vacaciones fueron los chicos de McLaren, que se pusieron en marcha hace dos lunes; aunque también fueron los primeros en irse de vacaciones después de otra carrera.

Con todo esto, la falta de actividad se ha terminado en la Fórmula 1 y todos los equipos están preparando la segunda mitad de temporada, con el objetivo puesto en las dos próximas carreras, el Gran Premio de Bélgica y el de Italia. Para los aficionados ya queda cada vez menos días hasta que volvamos a ver a los monoplazas sobre la pista.