Compraron sus entradas a través de una empresa online que se ha declarado en bancarrota. La policía se encuentra investigando esta posible estafa que afecta a miles de aficionados a la Fórmula Uno de todo el mundo.

2004_Spa_Eau_Rouge

Los que optaron por comprar sus entradas para el Gran Premio de Bélgica a través de internet puede que hayan tenido la mala suerte de dar con la web holandesa "The Ticket Enterprise" (ETT) que, según las primeras informaciones, podría haber estafado a miles de espectadores cuyas entradas no servirán para acceder a la carrera del próximo 2 de septiembre en el circuito de Spa-Francorchamps.

Según informan algunos medios de comunicación belgas, la empresa -que comenzó su negocio en el año 2008 y desde entonces tenía su sede establecida en Roterdam, Holanda- se ha declarado en bancarrota y dejará en la estacada a más de 6.000 seguidores que pagaron por sus entradas entre 135 y 550 euros y que -lo más probable- no podrán recuperar su dinero.

Los organizadores de la carrera y la policía están tratando de ponerse en contacto con ETT y, mientras tanto, piden que los que hayan resultado afectados por esta estafa online presenten la denuncia correspondiente. A la espera de que avancen las investigaciones y se aclaren los hechos, no sé sabe que va a ocurrir con esos 6.000 aficionados, si podrán acceder al Gran Premio o si, en caso contrario, se les devolverá el importe pagado.