Karl Wendlinger y Martin Brundle han alabado el rendimiento del piloto finlandés, que ya lleva cinco podios esta temporada. Después de dos temporadas fuera de la Fórmula Uno, el retorno de iceman al volante del Lotus no deja indiferente a nadie.

Los dos años de exilio por el Mundial de Rallies y la NASCAR no parecen haber hecho mella en las facultades de Kimi Raikkonen. El regreso del campeón del mundo del año 2007 era esta temporada una incógnita, pero llegados ya al ecuador del calendario se puede decir que el rendimiento de Kimi con el Lotus está siendo, cuanto menos, espectacular. De momento, está quinto en la clasificación de pilotos con 116 puntos y opciones de luchar por el título.

Quizás no se esperaba que su rendimiento fuese tan positivo, o quizás si... pero el caso es que el finlandés ha luchado en varios grandes premios por obtener la que sería su primera victoria desde sus regreso y se ha ganado el respeto de todo el entorno de la Fórmula Uno. Sus rivales ya le tienen en cuenta para el Campeonato (uno de los que estos días no han dudado en alabar su pilotaje ha sido Christian Horner, director de Red Bull) y los halagos le llegan incluso de algunos ex-pilotos del Gran Circo. Karl Wendlinger, que compitió con Sauber en los años 90, se ha mostrado muy impresionado con el nivel que está demostrando el finlandés.

Raikkonen está a un nivel muy alto. Después de una pausa de dos años, haber conseguido ya tantos podios esta temporada es algo sensacional. Es muy rápido en las carreras, y una y otra vez lucha por la victoria.

El piloto austriaco he destacado el temperamento especial del que siempre ha hecho gala Raikkonen y su estilo de vida un tanto polémico; pero, en su opinión, eso se compensa con el gran trabajo que hace el finlandés cuando está en pista.

Kimi no ha sido campeón del Mundo a cambio de nada. Su estilo de vida no ha sido tal vez el mejor, pero el que puede luchar hasta la última vuelta en temperaturas tan altas como las que había en Hungría debe de estar en buenas condiciones.

Por su parte, Martin Brundle, el que fue rival de Ayrton Senna en la Fórmula 3 y también ex-piloto de Fórmula Uno, se ha mostrado sorprendido por la cara de decepción de Kimi mostraba después de su segundo puesto en Hungría. Y es que, a pesar de sus excelentes resultados, el finlandés parece no estar contento del todo con lo conseguido hasta ahora.

Realmente me impresiona que él no esté satisfecho con lo que, desde cualquier punto de vista, es un retorno muy exitoso.