En Ferrari están dispuestos a darle a Felipe Massa una última oportunidad. Parecía ya casi seguro que el brasileño no estaría el año que viene, pero las cosas podrían cambiar si en la segunda mitad de temporada se decide a colaborar más con su trabajo en el equipo.

Felipe Massa y Stefano Domenicali

Aunque parezca mentira, Massa aún tiene opciones de quedarse en Ferrari el año que viene. Digo que parece mentira, porque después de un culebrón que se ha eternizado mucho más de lo necesario, después de meses en los que la Scuderia hacía de oídos sordos a las voces y señales que demandaban a gritos un cambio en el equipo, después de todo eso... los detractores del piloto brasileño empezábamos a tener la esperanza de que Ferrari había abierto los ojos y que la búsqueda de un sustituto para Massa el año que viene era -por fin- una realidad. Pero no. Stefano Domenicali, jefe del equipo, ha revelado en su última entrevista que su número dos aún tiene una oportunidad en la Scuderia. Lo que es... sorprendente.

Recopilemos datos: Massa, zorro viejo en Ferrari (lleva con éste ¡siete! años en el equipo), no ha ganado una carrera desde el Gran Premio de Brasil de 2008 y -lo más grave- lleva fuera del podio casi dos temporadas (la última vez fue en el Gran Premio de Corea de 2010). Actualmente marcha en el campeonato de pilotos, a 139 puntos de su compañero y líder del Mundial, Fernando Alonso; y lo peor es que supone un lastre para el equipo en el campeonato de constructores, donde a pesar de todo, Ferrari cae hasta la cuarta posición (57 puntos por detrás de Red Bull, los primeros) gracias a la escasa contribución que suponen los pobres resultados del brasileño.

Ni como piloto ni como compañero Felipe Massa está cumpliendo con su trabajo y eso puede costarle muy caro a Ferrari, que afronta en la segunda mitad de la temporada un momento crítico para sus aspiraciones en el Mundial, con tres escuderías -Red Bull, McLaren y Lotus- que son más rápidas en la actualidad. Es por eso que Domenicali ha querido hacer un último llamamiento a Massa.

Creo que Felipe sabe lo que tiene que hacer... Tiene que maximizar su rendimiento lo máximo que pueda porque necesitamos sus capacidades al volante. Necesitamos puntos para tratar de atacar el primer puesto en el campeonato de constructores, y también para quitarle puntos a los demás en el campeonato de pilotos.

Domenicali ha dejado entrever que, si Massa cumple con lo que le piden, aún tiene oportunidades de mantener su asiento en 2013. Una medida desesperada que adoptan en Ferrari, donde primero probaron con intentar motivar al piloto (recordamos perfectamente esos continuos mensajes de respaldo y apoyo unánime al brasileño) y, visto que no ha funcionado, ahora hacen un último intento enviándole un ultimátum.

Felipe tiene por delante -y él lo sabe- unas carreras muy importantes para él como piloto y como miembro del equipo Ferrari.

Como aficionados, no tenemos más remedio que pedirle a Ferrari que se busquen ellos solitos las castañas y mejor no cuenten con Felipe pues, de lo contrario, mal puede acabar la cosa.