Pedro Martínez de la Rosa se ha mostrado con muchas ganas de subirse de nuevo al F112 y enfrentarse al difícil reto que supone el Gran Premio de Bélgica en el complicado, a la par que mítico, trazado de Spa-Francorchamps.

El piloto catalán admitía que el circuito belga es uno de sus favoritos debido a su espectacularidad. El clima siempre es impredecible en Spa y una parte del trazado puede estar totalmente empapada, mientras otra está totalmente seca. De la Rosa explicaba que vuelven de las vacaciones con mucha energía y en el mejor momento de la temporada en cuanto a forma física:

Spa es uno de los circuitos favoritos de todos los pilotos; es espectacular y difícil, pero no solo por el tipo de curvas sino por la climatología, ya que una parte del circuito puede estar seco y otra mojada, así que hay que saber adaptarse rápidamente.

Vamos a utilizar la misma carga media que nos fue bien en Canadá así que esperamos tener un buen rendimiento a pesar de la gran cantidad de curvas de alta velocidad. Todos hemos vuelto con mucha energía tras las vacaciones y yo personalmente llego en mi mejor condición física de la temporada y con muchas ganas de afrontar la segunda parte del campeonato.

Otro difícil Gran Premio para HRT con un circuito exigente a nivel de carga aerodinámica y de velocidad punta, sobre todo la segunda parte es un de los puntos más débiles de la escudería española.