Haciendo el repaso de cómo había ido la primera mitad de la temporada de Caterham me quedó una cosa más clara: en el equipo de Tony Fernandes se enfrentarán próximamente a semanas clave, y que pueden definir el futuro del Caterham.

Caterham es el equipo que mejor rendimiento ha tenido de los nuevos durante estas temporadas, es algo evidente, están un paso por delante de Marussia y de HRT, pero siguen estando lejos de las escuderías de la mitad de la parrilla. Dentro del equipo de Leadfield pueden tener muy clara su estrategia, continuar mejorando poco a poco como lo han hecho hasta ahora. Y no es mala, sin embargo su ecosistema puede cambiar.

La próxima será su cuarta temporada, la segunda con el nombre de Caterham, y puede ser la más importantes de las que llevan hasta ahora. De hecho, lo pueden ser los meses venideros en los que se comiencen a formar el equipo para el año que viene. Y esa planificación puede ser muy diferente dependiendo de los pilotos que elijan, pero sobre todo si Heikki Kovalainen continúa con ellos.

El piloto finlandés ha estado haciendo un muy buen trabajo estas primeras tres temporadas y se nota que necesita algo más, de hecho es uno de los pilotos que ha sonado para ir a Ferrari, aunque simplemente son rumores. Pero no cabe duda de que Caterham tiene un valor seguro con Heikki Kovalainen, que ha sido el líder del equipo desde el comienzo. Rara era la vez que Jarno Trulli estaba por delante, y no podemos decir que Vitaly Petrov haya mostrado la suficiente solidez como para ser capaz de ser el líder del equipo.

Si se da la circunstancia de que el bueno de Kovalainen se marcha a otro equipo, buscando un mejor sitio donde poder luchar por posiciones mejores, en Caterham tendrán que ser muy cuidadosos con quien elijen. Tenemos ejemplos muy claros en la parrilla de esta temporada, más vale tener un piloto con experiencia, que sepa lo que hace y aporte un inmenso valor a los ingenieros que pilotos jóvenes pero demasiados inexpertos o que simplemente no son los adecuados. Sin ir más lejos ahí tenemos a Williams, con un monoplaza mucho mejor que el del año pasado, pero que sus pilotos no están sabiendo exprimir de una forma constante.

Así pues no me cabe la menor duda de que en Caterham necesitan a alguien sólido, que sepa guiar al equipo con sus comentarios para mejorar el monoplaza. Si ese alguien es Heikki Kovalainen la próxima temporada puede ser de nuevo un paso adelante, pero si el finlandés se marcha y traen a otro que no sea adecuado, el equipo de Tony Fernandes puede correr el riesgo de estancarse donde están.