El jefe de Mercedes ha destacado el trabajo desarrollado por su equipo con el diseño del monoplaza. Aunque los resultados han sido un poco más bajos de lo esperado, en la escudería germana creen que continúan en linea ascentende respecto a otros años.

ross brawn

En la actualidad, Mercedes tiene a sus dos pilotos a bastante distancia de la lucha por el título Mundial de Pilotos, ha protagonizado más fiascos de los deseados y marcha quinto en el Campeonato de Constructores -26 puntos por delante de Sauber y a 80 de Ferrari-. De terminar así la temporada, está claro que el equipo de Brackley no cumpliría con los objetivos fijados a principios de año, cuando aseguraron que esta temporada serían capaces de subir un puesto en el ranking de escuderías hasta la tercera posición (el año pasado fueron cuartos); pero parece ser que los germanos confían en que la racha de decepciones -entre las que destacan los seis abandonos de Michael Schumacher- va a terminar y ellos recuperarán lo que creen su sitio natural en el ranking de constructores.

Para ello, no tendrán más remedio que volcar todos sus esfuerzos en continuar con el desarrollo del W03, un monoplaza que aunque no ha logrado los resultados deseados, destacó a principios de temporada por su velocidad punta y su apuesta arriesgada. Para algunos, era el mejor diseño presentado por todas las escuderías y al final ha resultado ser una decepción... ¿culpa de los pilotos o del desarrollo del monoplaza? Pues a tenor de las últimas declaraciones de Ross Brawn, jefe de Mercedes, parece ser que ellos apuestan más bien por lo primero, porque en el seno de la escudería germana afirman estar contentos con el monoplaza de este 2012.

Hemos tenido algunas dificultades, pero hemos mejorado en relación al año pasado. Tenemos una buena base para el diseño del coche de 2013, cuando las normas serán esencialmente las mismas que esta temporada. Así que vamos a seguir desarrollando el coche actual porque ese conocimiento se puede transmitir al 2013.

Pues si el coche es tan bueno como creen en Mercedes, será mejor que se pongan las pilas para determinar qué es lo que está fallando en sus resultados... si no, lo más probable es que por mucho esfuerzo que pongan en el desarrollo del monoplaza, el año que viene se repita la misma historia de éste, donde ya está claro que ostentan el título de "mayor decepción del año".