Últimos metros del Gran Premio de Alemania, Sebastian Vettel está muy cerca de Jenson Button y ambos luchan por la segunda posición. Llegan a la horquilla del trazado de Hockenheim y el alemán supera al de McLaren por el exterior de la pista. Por esta acción, recibe una sanción de 20 segundos que parece exagerada y que le relega hasta la quinta posición en la carrera ante su afición.

Charlie Whiting y Sebastian Vettel

Varias personas importantes del 'Gran Circo' han puesto el grito en el cielo, por lo que consideran una sanción demasiado dura para el bicampeón más joven de la historia. Entre estas voces autorizadas está la del director de la carrera, Charlie Whiting.

Whiting admitía que el castigo al piloto alemán fue muy duro pero justificaba el trabajo de los comisarios diciendo que, en estos momentos, cuentan con un reglamento que no facilita a la hora de imponer sanciones por acciones en pista como la del domingo:

El castigo es muy duro. Desafortunadamente en este momento no tenemos otra cosa para elegir.

Para evitar que estas situaciones se repitan en el futuro, la FIA está trabajando para introducir nuevas posibles sanciones en el reglamento e incluso poder sancionar durante la carrera actuando directamente sobre el monoplaza, por ejemplo con una pérdida de potencia durante un determinado tiempo. Así lo confirmaba Charlie Whiting:

Se sigue trabajando en los detalles técnicos.

Ciertamente la sanción fue dura, aunque Vettel podría haber dejado pasar a Button en las siguientes curvas evitando exponerse a una sanción. El piloto alemán sabía que le había superado por el exterior de la pista y conocía -o debería conocer- la ilegalidad de esta acción.

Imagen: YallaF1