Sebastian Vettel ha querido dejar claro que no ha notado ningún cambio en el monoplaza, ahora que ya utilizan un mapa motor que no afecta sobre la aerodinámica, después de que la FIA conociera este aprovechamiento al máximo de la norma que hacían en la escudería suiza.

El piloto alemán ha comparecido ante los medios y su actitud ha sido un tanto irónica. Vettel ha asegurado que el monoplaza funciona igual que en Hockenheim y sentenciaba diciendo que no había nada de lo que hablar, que todo lo que se ha publicado es falso:

No [se siente nada distinto]. No hay mucho que hablar, pero si queréis saber lo que está pasando en verdad, entonces no sería demasiado interesante tener en cuenta todo lo que se ha hablar y todo eso que se ha publicado en los últimos días.

Por suerte mañana hay un nuevo periódico, y pasado mañana otro, y un especial el lunes, así que nos centramos en la carrera aquí y luego tratar de dar algunas buenas noticias para el periódico del lunes.

Pese a decir que no afecta al rendimiento del monoplaza, el bicampeón admitía que volvería a la configuración que usaron en el Gran Premio de Alemania, ya que, aunque la ganancia es mínima, en algunos aspectos si se aprecia la mejora:

Es mucho menos de lo que la gente cree. Seguro que si tuviéramos la elección, entonces nos gustaría volver a lo que teníamos en Hockenheim, pero es difícil para nosotros de medir, como dije ayer.

Tendremos que esperar hasta el sábado y el domingo, cuando esté 'toda la carne sobre el asador' para ver realmente si el nuevo mapa motor afecta al rendimiento del RB8.