El circuito de Spa seguirá siendo cita fija en el calendario de la Fórmula Uno al menos durante tres años más. El ministro de Economía para la región de Valonia, Jean-Claude Marcout, ha confirmado el acuerdo al que han llegado con Bernie Ecclestone para que el trazado continúe albergando el Gran Premio de Bélgica, un anuncio que ya se venía gestando en los últimos días.

La verdad es que la posición del Gobierno belga respecto al trazado de Spa ha evolucionado mucho en los últimos meses; sobre todo teniendo en cuenta que la intención inicial era llegar a un acuerdo con Francia para que Spa y el trazado galo de Paul Ricard se alternasen en el calendario. El propio Marcout ha confirmado que ése era el plan trazado con el antiguo Gobierno francés de Nicolas Sarkozy, pero parece ser que el proyecto se fue al traste tras las elecciones francesas.

Por otro lado, el factor económico también ha sido determinante. Una de las cosas que hacía que Bélgica estuviese de acuerdo con la alternancia entre los circuitos era la necesidad de recortar el gasto que cada año invertían en la celebración del Gran Premio; pero el objetivo se ha logrado mediante un drástico recorte en el presupuesto que permite que la carrera se continúe celebrando. Jean-Claude Marcout confirmaba de esta forma el acuerdo con Ecclestone:

Hemos sido capaces de negociar una extensión de contrato para los años 2013, 2014 y 2015, en los que el Gran Premio de Bélgica seguirá celebrándose en Spa-Francorchamps, en Valonia.

Lo que quería era reducir el tamaño del presupuestos de gastos en la región, y yo diría que hemos cumplido con la misión. No había manera de que pudiésemos seguir perdiendo tanto dinero como lo hemos hecho hasta ahora.

Pues eso. Eau Rouge seguirá haciendo las delicias de pilotos y aficionados... ¡bien!