Sergio Pérez no quiere pensar en su futuro ahora que se llega al ecuador de la temporada. El piloto mexicano prefiere centrarse en su trabajo con Sauber y aplaza la decisión sobre dónde correrá el próximo año hasta los últimos Grandes Premios.

Cualquier opción de que Pérez acabe en Ferrari pasa por el rendimiento de Felipe Massa. Si el piloto brasileño mantiene las pobres actuaciones que lleva consiguiendo durante los dos últimos años, no cabe duda que la paciencia en Maranello se acabará.

Ahí entraría en juego el piloto de la academia de jóvenes promesas de Ferrari. Sergio Pérez cree que está realizando un buen trabajo en lo que va de temporada y aseguraba que la sombra de un futuro en la escudería italiana no es algo que le presione:

Nos estamos concentrando plenamente en esta temporada. Ha sido una temporada muy complicada hasta el momento, por lo que es demasiado pronto para pensar en mi futuro.

No es [algo] que me vaya a presionar. Tengo que ver cuáles son las opciones y luego decidiré. Si hay una oportunidad con ellos [Ferrari] u otro equipo, entonces ese es el tiempo para saberlo.

Creo que he hecho un muy buen trabajo esta temporada y he demostrado que tengo velocidad y consistencia.

Antes o después el piloto de Guadalajara se convertirá en el sustituto de Massa, es su relevo natural, para algo Ferrari ha gastado su dinero apoyando al joven piloto y le ha dado la oportunidad de rodar en el Circuito de Fiorano.