En uno de los equipos con más tradición dentro de la Fórmula Uno, donde encontramos a Ross Brawn y donde pilota el campeón más laureado en la historia de este deporte (Michael Schumacher), hay un nombre que este año brilla con más fuerza que el resto dentro de Mercedes: el de Nico Rosberg.

Rosberg y Schumacher

A pesar de su calidad y de los años que lleva compitiendo en la Fórmula Uno, Rosberg ganó su primer Gran Premio esta temporada (en Shanghai) después de ponerse a los mandos de un monoplaza, por fin, con capacidad para competir con los más fuertes. Al menos, eso es lo que nos han querido vender desde Mercedes. Sea rápido o no, tenga o no ciertos problemas de fiabilidad... lo cierto es que el W03 ha traido a la escudería germana su primera victoria después de una sequía de 55 años; y por ello, Rosberg confía en que, con un pequeño empujón, estarán de nuevo esta temporada en la lucha por lograr más victorias.

El W03 es un coche ganador un día sí y otro no. Lo era en China y también en Mónaco, donde era el más rápido, pero todos los equipos están muy cerca unos de otros y si no tienes un fin de semana perfecto, con todo al cien por cien, no puedes ganar y terminas segundo o tercero -como en Mónaco- o sexto -como en Montreal-.

El nuestro no es el coche más rápido. Es un buen coche, y en algunas carreras sí ha sido el más rápido, pero aún tenemos que dar un pequeño paso hacia delante y entonces sí podremos pelear por ganar cada carrera.

Situado en la quinta posición en la clasificación de pilotos y siendo un firme candidato en cada carrera a obtener la victoria, lo cierto es que difícilmente se piensa en Rosberg como candidato al título junto con nombres como Alonso, Hamilton o Vettel. Para el piloto germano, el motivo está muy claro.

Los otros son equipos que ya han ganado campeonatos, mientras que yo... somos un equipo que aún está creciendo. Si logramos ganar otra vez o hacer podios, igual la gente empieza a vernos como aspirantes al título.

Sin duda, uno de los puntos de mayor polémica en el seno del equipo Mercedes son los diferentes resultados que están obteniendo sus dos pilotos con el mismo monoplaza. Pilotando al lado de un auténtico mito de este deporte (siete títulos tiene en su haber) como es Schumacher, Rosberg no se deja intimidar por el palmarés de su compañero de equipo y continúa superándole carrera a carrera: ya le saca casi 60 puntos en el Mundial.

Estaba seguro de que yo podía hacerlo bien con este equipo, y también de que Michael lo haría, pero no me da felicidad estar por delante de él. Está teniendo muy mala suerte.

Su coche no ha llegado a meta en cuatro ocasiones; y sin embargo, está pilotando muy bien este año, mejor que en años anteriores.