Las pruebas inter temporada, que regresaron con bombo y platillo después de cuatro años de ausencia, no parecen haber sido todo lo necesarias que se pensaba, ya que serán eliminadas (al menos) para la temporada 2013. Con esta decisión los equipos se comprometen a solo llevar a cabo tres tandas de ensayos antes del inicio de la próxima temporada.

Con esta medida los equipos continúan ajustando a la baja los presupuestos, que siguen siendo demasiado elevados en opinión de la mayoría de las escuderías. Además de los motivos económicos, las directivas de las escuderías han coincidido que los beneficios que el pasado test de media temporada fueron discretos, por lo que no sería problema prescindir de este.

Los equipos habrían ya acordado el calendario de pruebas para 2013, que estaría compuesto de tres tandas de cuatro días cada una, comenzando en Jerez del 5 al 8 de febrero. Las pruebas se trasladarían entonces a Barcelona, con una primera prueba del 19 al 22 de febrero, seguida por la tanda final del 29 de febrero al 3 de marzo. Esta calendarización asume que la Fórmula 1 del próximo año tendrá su primera carrera el 17 de marzo en Australia. Si por cualquier razón esta fecha se moviera, el calendario de ensayos se ajustaría en consecuencia.