Lewis Hamilton ha protagonizado una de las acciones polémicas del Gran Premio de Alemania al adelantar a Sebastian Vettel después de haber sido doblado por el alemán; una maniobra que el piloto de Red Bull ha calificado de "estúpida", pero que han defendido fervientemente desde el box de McLaren.

Vettel no ha dudado en arremeter contra Hamilton por haberle atacado cuando él se estaba jugando la victoria con Alonso y el piloto británico -que ya había sido doblado por los dos- estaba inmerso, definitivamente, en otra guerra. Para Vettel, la maniobra -independientemente de que sea legal- le ha parecido irracional y cree que ha podido perjudicarle posteriormente en su lucha con Button, que marchaba justo detrás. Pero en McLaren no creen que las críticas del germano estén justificadas. Sin ir más lejos, Martin Whitmarsh, director del equipo, describía la acción de forma muy simple.

Los pilotos de carrera corren. Él era más rápido, le adelantó y se alejó; así que no estoy seguro de que haya nada estúpido en eso.

De acuerdo con Whitmarsh también se ha mostrado el director deportivo de McLaren, Sam Michael, que también ha defendido la acción de su piloto argumentando que está totalmente permitida por el reglamento.

Fue completamente legal. Salió de la parada e iba muy rápido, pero le avisamos de que tenía bandera azul para Jenson (Button). Cuando te muestran la bandera azul tienes dos opciones: o dejas pasar al coche, o aceleras significativamente; así que le dijimos que acelerara y adelantara a Vettel, y así lo hizo.

Lo cierto es que, al final, dicha acción no ha tenido impacto en el resultado final de la carrera de Vettel, que -ciertamente- ya se ha encargado él solito de tirar por la borda su Gran Premio.