Las paradas en los boxes han comprometido las posibilidades de victoria de los pilotos de McLaren, en al menos cuatro ocasiones este año. Los de Woking están empeñados en que no se vuelvan a repetir episodios como el protagonizado por su cuadrilla de mecánicos en el pasado Gran Premio de Valencia, en el que ha fallado el sistema de gatos lo que ha fastidiado la parada de Lewis Hamilton.

Para alcanzar su meta, el Director de Deportivo del equipo, Sam Michael ha implementado un régimen de prácticas para su equipo de mecánicos, con lo que se busca garantizar que siempre puedan realizar el cambio de las cuatro gomas en tiempos alrededor de los tres segundos:

Ya teníamos el mejor tiempo estacionario en Montreal y lo mejoramos en Valencia con una parada de 2.6 segundos. Definitivamente podemos seguir mejorando. Nuestro objetivo interno es alcanzar paradas de tres segundos de forma consistente, para ello es importante tener buen equipamiento, pero también lo es trabajar con la gente.

Justamente sobre el equipamiento, McLaren ha decidido estrenar en Silverstone un nuevo diseño en su sistema de gatos. Para garantizar que las nuevas herramientas estén a la altura del desafío, Sam Michael ha conducido con sus mecánicos una batería de 800 repeticiones de cambio de gomas en un día:

Hemos identificado el problema en Valencia y ese diseño defectuoso ha sido cambiado para Silverstone. Este lunes completamos 800 ensayos de parada con el [nuevo] sistema de gato sin observar una sola falla. Durante un fin de semana de carrera realizamos unas 50 paradas en boxes, incluyendo todas las de las prácticas, así que hemos simulado [en este aspecto] el trabajo de 16 Grandes Premios en un solo lunes.

Trabajar en una [cuadrilla de] parada de boxes es como ser el portero en un partido de fútbol: realmente a nadie le importas, hasta que llega un momento crucial y ahí debes de responder. No puedes hacer que se gane una carrera, pero sí puedes hacer que se pierda.

Imagen: esporte.uol.com.br