Tras el accidente que sufrió María de Villota hace casi dos semanas en Duxford, el equipo Marussia comenzó a investigar qué había sucedido para que la piloto acabara empotrándose contra el camión de material del equipo. Las conclusiones de dicho estudio apuntan a que el accidente no fue ocasionado por un fallo en el monoplaza.

Además de la investigación interna del equipo, una empresa externa ha estudiado el aeródromo de Duxford, lugar habitual para estas pruebas aerodinámicas, y la sede del equipo en Banbury. Los resultados de esta investigación se conocerán próximamente.

John Booth explicaba cómo se han llevado a cabo las investigaciones y confirmaba que el monoplaza estaba en perfectas condiciones y no fue la causa del accidente de la piloto de pruebas. El Team Principal de Marussia volvía a reiterar su apoyo y aliento tanto a De Villota como a su familia:

Estamos satisfechos de que los resultados de nuestra investigación interna excluyan el monoplaza como un factor en el accidente. Hemos compartido y discutido nuestras conclusiones con las agencias de seguridad para su consideración como parte de su investigación en curso.

Este ha sido un proceso necesariamente exhaustivo con el fin de comprender la causa del accidente. Hemos llegado a esta conclusión en nuestro trabajo de investigación y otra vez podemos centrarse en la prioridad, que sigue siendo el bienestar de María. En ese sentido, seguimos apoyando a María y a la familia De Villota, de cualquier forma en que podamos.

Tendremos que esperar a la investigación externa para poder tener más datos y más información acerca de lo que sucedió esa mañana en el aeródromo de Duxford.

Imagen: F1Sintraccion