Pastor Maldonado se ha destapado en esta temporada 2012 como un gran piloto. Consiguió su primera victoria en el Gran Premio de España y con un monoplaza competitivo ha estado luchando arriba de la parrilla siempre y cuando ha mantenido la calma al volante, que no han sido muchas veces.

El piloto venezolano suma 29 puntos en las primeras nueve carreras, pero esta cifra podría ser muy superior de no haber perdido una gran cantidad de puntos por errores propios en Australia, Mónaco, Valencia o Gran Bretaña, y si no hubiera causado varios incidentes por los que ha sido sancionado en repetidas ocasiones.

En Grove van a tener que calmar a Maldonado, no se pueden perder tantos puntos por acciones que están al borde de la legalidad, por intentar ganar una posición más, a veces hay que saber conformarse y el piloto de Williams parece que no acaba de darse cuenta de esto. Como ejemplo vamos a repasar los incidentes en los que se ha visto involucrado en lo que va de temporada.

Toque con Romain Grosjean en Australia

Segunda vuelta del Gran Premio de Australia, Maldonado se encuentra en la séptima posición tras Romain Grosjean con quien lucha por avanzar un puesto. El venezolano se lanza a adelantar con mucha valentía y con el hueco más que justo para hacerlo. Gana una posición y cuando el francés quiere seguir su trazada topa con el FW34 acabando con su carrera.

Contra el muro en Albert Park

Última vuelta de la primera carrera de la temporada, Fernando Alonso trata de frenar las acometidas de Pastor Maldonado, ambos luchan por la quinta posición. El piloto de Williams no se conforma con el quinto lugar y arriesga hasta que acaba contra los muros de Albert Park. Grave error del sudamericano que lanza por la borda los que serían los 8 primeros puntos de la temporada.

Toque con Checo en los libres de Mónaco

En Mónaco vimos la peor cara de Pastor Maldonado, después de que consiguiera su primera victoria en la Fórmula 1 en el Gran Premio de España. Las calles de Montecarlo no han sido del todo propicias para el de Maracay a lo largo de su carrera y esta temporada no han sido una excepción. En los libres tuvo un toque incomprensible con Sergio Pérez por el que fue sancionado con 10 posiciones y partió desde la decimonovena posición.

Con De la Rosa en la salida de Mónaco

Y en carrera la historia no cambió, Maldonado acabó su carrera en los primeros metros al llevarse por delante en la salida a Pedro Martínez de la Rosa.

Con Hamilton en el GP de Europa

Quizás el incidente por el que más se puede criticar a Maldonado en esta temporada se vivió hace un par de semanas en el Valencia Street Circuit. Dos campeones de la GP2 luchando por la tercera posición del Gran Premio de Europa. Llegan emparejados al segundo sector del trazado, a una 'chicane' tras la zona del DRS, el venezolano queda arrinconado fuera de la pista y entra sin pensar que Hamilton estaba en la trazada. Impactan y el británico se ve obligado a abandonar. Sanción de 20 segundos para Pastor que se queda sin el punto que había conseguido.

Sergio Pérez en Gran Bretaña

El último toque de Pastor en lo que va de temporada fue en Silverstone ayer mismo. Sergio Pérez trataba de superarle por el exterior de la curva y el venezolano trató de cerrarle, provocando el abandono del piloto mexicano, en una maniobra que le ha costado 10.000 euros de multa al de Williams.

Maldonado tiene que relajarse y tener mucha más cabeza durante las carreras. Está ocasionando muchos incidentes en lo que va de año y al final va a tener una sanción ejemplar, si sigue por este camino. Por ahora los incidentes no han sido de importancia, pero hay que recordar que los pilotos se juegan la vida en cada carrera y alguna de estas acciones podría acabar con algún piloto en el hospital.

Si se hubiera conformado con la sexta posición en Australia y la cuarta en el Gran Premio de Europa, Pastor Maldonado tendría 49 puntos, casi el doble de los que atesora en su casillero. Se situaría en novena posición del campeonato de pilotos, solo un punto por detrás de Jenson Button.

Por todo ello, el de Williams debe tener un mayor control de sí mismo, ver cuando es la oportunidad justa para poder adelantar y saber que si el piloto que va tras él es más rápido, no puede echarle de la pista para no perder la posición. Pastor es un gran piloto, pero aún tiene algunos aspectos que pulir y la paciencia es uno de ellos.