Pastor Maldonado llega al Gran Premio de Alemania con ganas de olvidarse de sus dos últimas malas actuaciones en Europa y Gran Bretaña. Ambas acabaron sin puntos para el piloto venezolano después de dos incidentes en los que tuvo gran parte de culpa.

Pastor Maldonado en Silvestone

El piloto de Williams admitía estar decepcionado por no haber sumado puntos en las últimas carreras. A pesar de ello, Maldonado se mostraba con confianza para poder darle la vuelta este fin de semana, con un monoplaza que está siendo bastante regular, espera conseguir un buen resultado en Hockenheim:

Los aficionados alemanes que visitan Hockenheim crean un buen ambiente, sobre todo en las últimas curvas con las tribunas más grandes, así que es un circuito divertido de conducir. El último sector es también un reto con muchas curvas rápidas próximas entre sí y es donde el tiempo se puede ganar o perder.

Estoy decepcionado por no haber sumado puntos en la última carrera, pero nuestro coche está demostrando que puede competir en diferentes circuitos, así que estoy con mucha confianza de cara a este fin de semana.

Esperemos que Maldonado afronté este fin de semana con más calma y con la cabeza fría. No puede tirar más puntos y tampoco puede arriesgarse a cometer más incidentes en carrera, en uno de estos la FIA podría castigarle de forma ejemplar.