Los grandes equipos presentes en parrilla han asumido que no deben descartar a Lotus en la lucha por el Campeonato, después del ritmo que el E20 mostró ayer en Hungaroring. Kimi Raikkonen optó a la victoria durante gran parte de la carrera y sigue con opciones en el Mundial de pilotos.

raikkonen-hungria

Sus dos pilotos en el podio y un ritmo capaz de infundir miedo en toda la parrilla. Es el beneficio moral y anímico que obtuvo Lotus en el Gran Premio celebrado ayer en Hungría. En lo puramente deportivo, también les fue bien: el resultado les da opciones para soñar con el Campeonato, o al menos así lo creen sus rivales, que no dudan en reconocer al equipo con sede en Enstone como uno de los candidatos al título.

Los resultados invitan a creer que lo competitividad de Lotus ha ido creciendo progresivamente desde el inicio de temporada, pero lo cierto es que el E20 lleva todo el año siendo uno de los monoplazas más fuertes. De hecho, Stefano Domenicali, director de Ferrari, cree que la escudería británica ha desaprovechado su potencial en muchas de las carreras.

No me sorprendió por Kimi, porque siempre he pensado que es muy buen piloto y, además, campeón del Mundo. Tiene algo especial.

Creo que Lotus no ha logrado todos los puntos que podía haber conseguido. Han tenido un buen coche desde el principio, así que a estas alturas podrían tener más puntos. Parece que son muy suaves con los neumáticos también, así que serán un buen equipo en la segunda mitad de la temporada.

Todos parecen estar de acuerdo en que Lotus tiene potencial para ofrecer aún más en las carreras que restan de temporada, y que Kimi Raikkonen seguirá siendo un rival a tener en cuenta. Christian Horner, team principal de Red Bull, tiene muy presente al piloto finlandés.

Su coche ha sido rápido todo el año y tienen dos buenos pilotos, así que Kimi será un factor a tener en cuenta en el Campeonato de pilotos. Está solo un punto por detrás de Hamilton, por lo que sería una tontería subestimarlo. Queda mucho camino por delante.