El día de hoy de nueva cuenta hemos visto a los pilotos de Sauber realizar una buena remontada en el Gran Premio de Alemania. Esta costumbre del equipo suizo de calificar mal y recuperar posiciones en carrera ha abonado al espectáculo en las últimas carreras, pero también ha privado a los de Hinwil de pelear por el podio en al menos un par de Grandes Premios (incluyendo Alemania). Para que Sergio Pérez y Kamui Kobayashi puedan alcanzar las posiciones que el C31 claramente es capaz de conseguir, Sauber no se puede permitir seguir fallando en clasificación.

Veamos a detalle el caso de Alemania. A pesar de haber demostrado tener un coche veloz en cualquier condición de pista (Sergio Pérez terminó en el Top-4 en las tres sesiones de pruebas libres), la pareja de Sauber quedó fuera en la Q2 el sábado, al no ser capaces ni pilotos ni equipo de adaptarse al cambio en la intensidad de la lluvia (algo que, por ejemplo, Force India hizo perfectamente). Una sanción a Pérez por bloquear a Alonso y a Raikkonen retraso aún más a los suizos, que debieron ver a sus coches alinearse en las posiciones 12° y 17° para arrancar el Gran Premio.

Con una muy acertada gestión de neumáticos, Kobayashi y Pérez pudieron abrirse paso y al final de la carrera habían recuperado 8 y 11 posiciones, respectivamente. Los tiempos de vuelta de los chicos de Sauber evidenciaron que en varios momentos de la carrera pudieron mantener el ritmo de los pilotos que terminarían ocupando las tres primeras posiciones, por lo que de haber arrancado dentro de las primeras tres o cuatro primeras filas (nuevamente, como sí lo pudieron hacer los hombres de Force India) los pilotos de negro y blanco habrían podido pelear por algún escalón en el podio.

Como decíamos, este patrón de mala calificación y gran remontada se ha venido repitiendo en Sauber en las últimas carreras. De hecho, considerando los últimos cinco Grandes Premios, solamente en una ocasión (Kobayashi en Valencia) algún piloto de Sauber se coló a la Q3. Sin embargo, entre Sergio Pérez y Kamui Kobayashi se han combinado para recuperar 57 posiciones en esos cinco eventos, incluyendo tres ocasiones en que Pérez ganó en carrera 10 lugares o más: Mónaco (con vuelta rápida incluida), Canadá y Alemania. Arrancar tan atrás también les está dificultando a los pilotos de Sauber mantenerse fuera de problemas. Desde el Gran Premio de Mónaco, Sergio y Kamui han tenido que abandonar en 3 ocasiones, todas ellas después de haberse golpeado con algún piloto con el que peleaban por posición.

A pesar de todo, después del Gran Premio Alemán los suizos se han afianzado en el sexto lugar en la Copa de Constructores, sacándole 31 puntos a Williams (que tuvo un domingo fatal) y 32 a un muy recuperado Force India. Eso sí, podrían estar mucho más cerca de Mercedes-AMG (los separan 27 unidades) de no haber cedido tanto terreno en las tandas de clasificación, el talón de Aquiles de Sauber hasta la mitad de temporada.

Imagen: espnf1.com