Heikki Kovalainen finaliza su contrato con Caterham esta temporada y parece tener claro que no renovará si la escudería no empieza a ofrecer resultados más sólidos. El finlandés confía en que aún tiene mucho que demostrar en la Fórmula Uno y no quiere que el equipo frene sus aspiraciones.

Kovalainen Caterham

Caterham arrancó esta temporada 2012 con la aspiración de llegar a los puestos de mitad de parrilla, pero transcurrido ya casi medio calendario, se puede decir que el objetivo no se ha cumplido. El rendimiento del monoplaza ha sido especialmente decepcionante para uno de los pilotos de la escudería, Kovalainen, que esperaba poder dar más este año. Por eso, y teniendo en cuenta que su contrato expira a finales de año, el piloto finlandés comienza a plantearse la salida del equipo si el trabajo de éste no mejora en lo que queda de temporada. En sus últimas declaraciones a los medios de comunicación, Heikki lanza -aunque muy veladamente- un ultimátum a su escudería: quiere que el rendimiento mejore, y lo quiere ya.

Me siento bien aquí, pero me gustaría tener mejores resultados, y pronto. Por el momento, no lo hemos conseguido.

No sé qué me depara el futuro. Tal vez mi equipo no quiera que continúe... Yo dejo que mis resultados hablen por mí, y de momento lo hacen bastante bien. Ésa es mi mejor carta de presentación.

Kovalainen, que cumplirá 31 años en octubre, está convencido de que aún tiene mucho que ofrecer en términos de rendimiento y por eso ya está pensando en otras opciones que le permitan demostrar al público que su calidad está por encima de los últimos resultados obtenidos. Además, tiene muy claro que a estas alturas de su carrera lo que menos le interesa es el dinero, lo cual le abre un amplio abanico de ofertas y posibilidades.

Todavía tengo muchas ganas de correr que fluyen por mis venas. Siento que no lo he dado todo y todavía tengo mucho que demostrar. Ni siquiera estoy interesado en qué posición estoy, lo importante es que haya gente que se dé cuenta de que puedo hacer más que un 16º ó 17º puesto.

De momento, el nombre del piloto ya ha sonado en los últimos días para sustituir a Kobayashi en Sauber a partir del año que viene.