La FIA ha dado un nuevo toque de atención a Sebastian Vettel por sus declaraciones tras el Gran Premio de Europa.

La prensa alemana publica hoy que la Federación Internacional de Automovilismo habría dado un toque de atención a Sebastian por las declaraciones que realizó después de la carrear. El piloto alemán quedó fuera de la carrera por un problema mecánico, poco después de que el coche de seguridad se marchase de pista.

Sebastian Vettel comentaba que el Safety Car salio a la pista para reducir la amplia ventaja que tenía sobre el resto de pilotos. Este comentario no ha gustado a la FIA, quiénes habrían calificado dichas declaraciones como conducta antideportiva.

Una fuente de la FIA comenta que Sebastian Vettel suele hablar de una forma muy brusca cuando tiene alguna decepción en carrera, lo cuál no es un buen ejemplo.

El piloto de Red Bull ya fue advertido por los comisarios en el pasado Gran Premio de Malasia donde tuvo un encontronazo con Narain Karthikeyan, a quién el piloto alemán realizó un gesto con su dedo central.