La FIA ha aclarado a los pilotos la normas de conducción en la defensa de la posición. Una conversación que hay entre pilotos y comisarios desde que el comienzo de la temporada se produjeron algunos incidentes.

El más destacado fueron los protagonizados por Nico Rosberg, Lewis Hamilton y Fernando Alonso en el Gran Premio de Baréin. El piloto alemán cambio la línea hasta llevar a sus rivales a los límites de la pista, en el caso del piloto de Ferrari no pudo realizar el adelantamiento, pero el de McLaren si lo logró, por fuera de los límites de la pista.

Por aquel entonces los comisarios decidieron no aplicar ninguna penalización, pero desde entonces ha estado el debate sobre la mesa y antes del Gran Premio de Gran Bretaña los pilotos recibieron una aclaración sobre las normas deportivas en lo que respecta a la defensa de la posición. En este escrito remitido por Charlie Whiting explica que se permitirá a los pilotos defender la posición en recta antes de una zona de frenada usando todo el ancho de la pista, sin abandonar la pista sin causa justificada y dejando el espacio necesario si un piloto tiene una parte significativa a su altura, aclarando que

Si alguna parte del alerón delantero del coche que intenta pasar esta al lado de la rueda trasera del coche de delante, esto se considera como una "parte significativa"

Dicho de otro modo, en el momento en el que el piloto de atrás logre situar alerón delantero a la altura de la rueda trasera del monoplaza al que intenta adelantar el piloto de delante tendrá la obligación de dejar el espacio necesario para que el piloto de atrás. Si esta condición se no produce, el piloto de delante podrá tapar el hueco en un movimiento sin salirse de la pista y sin realizar un segundo movimiento.

Con esta aclaración los pilotos tendrán mucho más claro cuál será el cirterio de los comisarios del Gran Premio a la hora de actuar cuando se produzcan incidente similares a los que se describe, quedando claro como debe actuar cada uno de ellos en cada momento.

Aunque como ya sabemos, en la Fórmula 1, las normas suelen quedarse cortas y siempre se suele dar una situación en la que no hay nada escrito o simplemente los comisarios aplican un criterio diferente al que esta reglamentado.