Después de varias horas de investigación y reuniones con Red Bull, los comisarios del Gran Premio de Alemania han decidido no sancionar al equipo de la bebida energética.

Hace unas horas comenzó una investigación de la FIA en la que se detectó algo irregular en el mapa motor de Red Bull, el cual podría tener un par máximo inferior al de otras carreras, lo que podría dar en un beneficio aerodinámico.

Después de las investigaciones de la FIA y de los comisarios del Gran Premio de Alemania, tras reuniones con Red Bull, han decidido no aplicar ninguna sanción a la escudería austriaca.

Los comisarios señalan en el comunicado que no están de acuerdo con las explicaciones dadas por Red Bull, pero señalan que no hay sanción porque no incumplen la reglamentación. De este modo los comisarios dejan bastante claro que la reglamentación de la FIA en el artículo afectado no está bien argumentado y esto ha permitido a Red Bull encontrar una laguna, por la que han sido reprimidos pero que sin embargo no lleva consigo una penalización.

De este modo los dos pilotos del equipo de Milton Keynes mantendrán sus posiciones en la parrilla de salida.