Fernando Alonso ha logrado la victoria en el Gran Premio de Alemania por delante de Sebastian Vettel y Jenson Button. El de Ferrari ha reconocido que estos dos pilotos eran más rápidos que él, aunque ha podido hacerles frente y mantener la primera posición.

No ha sido una carrera sencilla para Fernando Alonso que ha tenido durante toda la carrera la presión de dos pilotos con monoplazas algo más rápidos que el suyo. En la primera mitad de la carrera ha sido Sebastian Vettel y después ha sido Jenson Button el que le ha presionado.

No fue una carrera fácil. La verdad es que no éramos los más rápidos en seco. Pero éramos muy competitivos, lo suficiente para mantener el liderato.

Explicaba Fernando Alonso después de la carrera añadiendo que la estrategia de Ferrari ha sido buen. En la primera parada el piloto español pudo salir con una mayor ventaja respecto a Sebastian Vettel y en la segunda el equipo italiano reaccionó bien a la parada de Jenson Button.

Después de la segunda parada en boxes comenzó la parte final de la carrera con 27 vueltas muy largas en las que Jenson Button realizó una importante presión al piloto de Ferrari. Aunque este tenía plena confianza en su monoplaza.

El coche se sentía bien en la tracción y la velocidad máxima por lo que fue suficiente para mantener por delante en la curva seis.

Esta vez los neumáticos no han dado sorpresas a los chicos de Maranello, no ha habido caídas de rendimiento y han podido llegar al final de la carrera con una mejor forma que sus principales rivales. Fernando Alonso ha reconocido que los neumáticos eran una preocupación ya que no habían podido probarlos bien durante el resto del fin de semana, pero finalmente la degradación era baja y no se han encontrado con problemas.

El piloto español ya mira hacía un Hungría donde espera que puedan continuar obteniendo buenos resultados, explica que tienen que seguir maximizando lo que tienen, aunque señala que llevarán algunas piezas para la carrera de la semana que viene.