Estamos acostumbrados a que si un piloto del equipo Williams sobresale en un fin de semana es Pastor Maldonado, a pesar de sus errores y los incidentes que provoca, pero en el Gran Premio de Hungaroring vivimos un trabajo soberbio de Bruno Senna que le aupó hasta la séptima posición, su segundo mejor resultado de la temporada.

Mientras que su compañero de equipo vivía una de sus mejores carreras desde que viste el mono de la escudería británica, Maldonado estaba hundido en la parrilla y después de un toque con Paul di Resta tenía que cumplir un 'drive-through' de sanción. El venezolano admitía que tuvo una mala salida y una carrera en la que no pudo tener un buen ritmo por el tráfico:

Ha sido una carrera difícil en el día de hoy. Tuve una mala salida y perdí muchas posiciones que comprometieron nuestra carrera desde el principio. Fue duro mantener un buen ritmo en el tráfico y luego también tuvimos que cumplir una drive-through. Yo estaba luchando con Di Resta, cuando bloqué los frenos y perdí algo de agarre, pero yo estaba en el interior de la curva y hubo un leve contacto.

No hemos sido tan competitivos como pero ahora tenemos que trabajar duro para centrarnos en la segunda parte de la temporada después de las vacaciones de verano.

Bruno Senna era la otra cara de la moneda este fin de semana, completaba un gran trabajo en las 69 vueltas del Gran Premio de Hungría y aguantaba a Mark Webber en los últimos metros para acabar en una más que meritoria séptima posición:

Hoy fue una buena carrera. Empujamos muy duro para hacer que la estrategia funcionara sobre todo porque las condiciones de la pista y el clima era muy diferente de lo que esperábamos, así que estoy contento con el equipo y espero que podamos continuar con este impulso.

Hubo un montón de batallas para mí y era difícil mantener los neumáticos vivos debido a que las temperaturas eran tan altas, pero es bueno empezar en el noveno lugar y terminar en séptima posición. Creo que este es un punto de inflexión para nosotros. La carrera ha sido buena, se trataba de un fin de semana divertido, el equipo está contento y el descanso es ahora bienvenido, ya que será una oportunidad de descansar antes de seguir presionando en la segunda parte de la temporada.

Semanas de descanso ahora para los pilotos de Williams. Bruno Senna deseará mantener tras el parón el buen ritmo que mostró en Hungaroring, mientras que, Pastor Maldonado busca olvidar las últimas carreras, nada propicias para el venezolano.