Muchas son las especulaciones que giran actualmente en torno al equipo que pretende confeccionar Red Bull para la temporada que viene. Y es que, teniendo en cuenta el hecho de que el contrato de Mark Webber finaliza este 2012, en los últimos días también se han sumado los rumores que afirman que Lewis Hamilton podría estar buscando su salida de McLaren y que, precisamente, su objetivo estaría en ocupar un asiento en la escudería de la bebida energética.

Pues ni una cosa ni la otra. O al menos eso es lo que quieren dar a entender desde Red Bull. La escudería austriaca ya está pensando en renovar el contrato de Webber a mediados de esta temporada y por una extensión máxima de un año -una fórmula que ambas partes emplean desde hace tiempo- para asegurar así su dúo de pilotos para la temporada 2013 y poner fin a los rumores que sitúan al australiano en Ferrari. Precisamente, el propio Webber desmentía que tenga su vista puesta en la escudería del cavallino; unos rumores que el piloto de 35 años se toma con bastante sentido del humor.

No es cierto. Ferrari necesitará ocho coches el año que viene para dar cabida a todos los pilotos que van a reemplazar a Felipe Massa.

Por su parte, el asesor deportivo de Red Bull, Helmut Marko, también cuenta con que Webber cerrará su renovación por un año más.

Él nos ha transmitido que tiene la motivación necesaria y que quiere seguir adelante.

Lo que está claro es que si la renovación llega a buen puerto, las puertas de Red Bull se cerrarían por completo para otro piloto que, según apuntan algunas fuentes, podría estar buscando un cambio de aires: Lewis Hamiton. Si el piloto de McLaren decide abandonar la escudería de sus amores, no hay duda de que el destino perfecto sería un equipo ganador, como lo es el actual campeón del Mundo de escuderías. Sin embargo, y a pesar de su calidad, Marko cree que Hamilton no encajaría bien en Red Bull con un piloto como Vettel a su lado.

Que Hamilton está considerando sus alternativas está bastante claro; pero tiene que encajar con la estructura del equipo. No importa que sea o no el piloto más rápido, si no encaja con nosotros.