Con críticas o sin ellas, el asunto en el que parecen coincidir todos los equipos de la parrilla de la Fórmula Uno es que esta temporada los neumáticos están siendo un factor clave para el desarrollo del Mundial. A fin de facilitar un mayor espectáculo, Pirelli apostó este año por compuestos que se degradan más facilmente y que exigen a los pilotos una especial atención en el cuidado de las gomas; por ello, gran parte del trabajo y los resultados de cada Gran Premio se están desarrollando en este 2012 en función de cómo cada equipo decide gestionar los neumáticos.

Lo cierto es que muchos equipos están teniendo dificultados a la hora de descifrar los nuevos compuestos, especialmente cuando se trata de predecir su comportamiento en condiciones de calificación y más tarde en carrera; por lo que Pirelli se ha puesto manos a la obra para trabajar en un nuevo compuesto que facilite ese trabajo. En concreto, se trata de un nuevo neumático duro que tendría una gama más amplia de funcionamiento y que se adaptaría de forma más fácil a las condiciones de calor, gracias a un rango de temperatura más amplio.

No hay duda de que esa nueva opción sería de gran ayuda al reto que cada fin de semana deben afrontar los equipos, que hasta ahora sólo pueden lidiar con cuatro compuestos para adaptarlos a las diversas condiciones climatológicas y de temperatura que se encuentran en cada circuito. Sin embargo, en Pirelli no están del todo seguros de que ésa sea la mejor solución. Paul Hembery, director de la fábrica milanesa, cree que la introducción de un nuevo compuesto alteraría demasiado la competición.

Hay un problema si nos decidimos a hacer algún cambio, sobre todo teniendo en cuenta que el Campeonato se está desarrollando de forma muy apretada. No queremos correr el riesgo de crear una ventaja para algún equipo en particular. Imaginemos que, de repente, un equipo empieza a ir muy rápido en las carreras 10, 11, 12... entonces nos vendrían las críticas.

Vamos a probar porque queremos conocer el efecto y el impacto que tendría un nuevo compuesto, pero no necesariamente tiene que significar que lo llevemos a las carreras.

Teniendo en cuenta ese problema, lo que sí parece probable es que Pirelli se decida a probar los nuevos neumáticos en los entrenamientos del Gran Premio de Gran Bretaña y, si los resultados son satisfactorios, se introduzcan en la gama de compuestos para la temporada 2013.